Los tipos de cafetera más famosas

La 5ª generación del café ya está aquí. Hablamos de las máquinas superautomáticas que destacan por su comodidad en el manejo y por el excepcional resultado del café. No obstante, existen otras variedades de cafeteras más conocidas que llevan mucho más tiempo en el mercado. En este post queremos contarte las características de las diferentes máquinas de café que conviven hoy y las diferencias entre ellas. Si eres un amante del café no dudes en seguir leyendo.

Diferencias entre una cafetera manual, eléctrica manual y superautomáticas

Todo amante cafetero tiene en su cocina uno de sus bienes más preciados: su cafetera. Sin embargo, cuando esta amiga necesita ser renovada surge un gran dilema ¿cuál elegir?

El café expreso estilo italiano sigue siendo el pilar fundamental para cualquier barista. Hablamos del punto de partida para conseguir un café de calidad y para preparar otros tipos de café. Dependiendo de la cafetera que usemos obtendremos unos resultados u otros. Vamos a ver las características de los grandes grupos y sus diferencias:

  • Cafetera manual: son las más simples y las que hemos visto toda la vida en casa. Estas cafeteras no se conectan a la electricidad por lo que tendremos que calentar el agua de forma manual. Nos dan mucha libertad a la hora de preparar el café a nuestro gusto ya que seremos nosotros los que decidamos las proporciones de agua/café. Del mismo modo, su precio es inferior al de las automáticas y eléctricas aunque el resultado del café no es tan preciso. Generalmente las cafeteras manuales como las italianas o las de olla ofrecen un café un poco aguado y poco intenso.
  • Cafetera eléctricas manuales: se tratan de cafeteras un poco más caras y que utilizan café molido para su preparación. En este grupo se encuentran las cafeteras express y las de goteo. No obstante, aunque las agrupemos en el mismo equipo hay mucha diferencia entre ellas. La única similitud es que necesitaremos de electricidad para su funcionamiento.
  • Cafetera superautomática: son las mejores cafeteras del mercado porque muelen al momento los granos de café. Además, suponen el siguiente paso hacia la innovación con las cafeteras superautomáticas que nos permiten disfrutar de la auténtica experiencia barista en casas con solo pulsar un botón. La máquina se encarga de todo el proceso de elaboración, desde el molido hasta la preparación de diversos tipos de café. Tienen un diseño compacto con depósitos de gran capacidad como los modelos de GIGA de Jura.

Cafeteras manuales

– Café de olla

El café realizado en olla, también llamado café pote, es conocido como de 1ª generación. Su uso es muy sencillo. El agua se calienta en el recipiente donde se mezcla el café filtrándolo del modo manual. Sin embargo, hasta este proceso requiere su protocolo. Para empezar, hay que calcular la proporción de agua en relación con el café que vamos a verter dependiendo de si queremos el café más fuerte o más suave. Lo normal en cualquier caso es echar una cucharada sopera por unos 250 ml de agua. Un detalle muy importante a la hora de elaborar este café es su molienda. Lo ideal es utilizar una molienda gruesa que es la que se obtiene comprando el café en grano y moliéndolo en casa con un molinillo. No obstante, puedes encontrar este tipo de molienda en tu supermercado.

Cuando hayamos decidido la proporción, vertemos el agua en la olla, la tapamos y dejamos que llegue a hervir. Es en ese momento cuando echaremos el café y lo removeremos hasta que se forme espuma y se infusione bien. Importante que una vez que el agua hierva la tendremos que apartar del fuego.

Acto seguido, taparemos de nuevo la olla y dejaremos reposar el café. Pasados unos 15 minutos es hora de filtrar o de colar el café. Al ser, normalmente, mucha cantidad de café, es conveniente colarlo poco a poco. Otro factor clave es no remover el fondo de la olla ya que allí es donde quedan todos los posos. Una vez preparado, ya podremos tomar el café solo o como más nos guste.  

  • Ventajas: es bastante económico
  • Inconvenientes: el tiempo de elaboración y el sabor amargo del café

– Cafetera francesa

La cafetera francesa se compone de dos partes: un recipiente de cristal en el que se infusiona el café y un émbolo que se puede extraer y que cuenta con un filtro de metal. Al igual que en el café olla, para esta elaboración es recomendable usar un molido grueso para que los posos no se filtren. Aunque en el mercado encontrarás diversos tamaños de cafeteras francesa, la más común es la que tiene un tamaño entre las tres y ocho tazas.

Su proceso de infusión es igual al del té y otras infusiones, es decir, echando agua caliente y sumergiendo el café en él. El primer paso para su elaboración consiste en retirar la tapa y el filtro de la cafetera para colocar el café molido en ella. Una buena proporción serían unas 5 cucharadas (25 gr.) de café de 1,4 litros de agua. El segundo paso es calentar el agua aparte en un cazo a una temperatura aproximada de unos 90° C. Cuando haya alcanzado la temperatura deseada, se vierte el agua en la cafetera francesa.

A continuación, removeremos el agua con el café en la cafetera usando una cuchara de plástico o madera para no dañar el cristal. Es conveniente no llenar el recipiente de agua hasta arriba. Ahora llega el momento de colocar la tapa sin empujar el émbolo sobre la molienda. El siguiente paso será dejar unos 4 minutos el café en reposo para que infusione. Cuando haya pasado el tiempo indicado, presionaremos suavemente el émbolo hacia abajo para bajar los granos del café. El último paso será servirlo en una taza y dejar otro minuto para que el café se asiente.

  • Ventajas: puedes usar la cafetera francesa para hacer otras infusiones
  • Inconvenientes: el tiempo de elaboración y el filtrado del café

– Cafetera italiana o cafetera moka

La cafetera italiana moka es muy sencilla y está formada por: una base donde se incorpora el agua; una junta de silicona; un depósito de café (embudo) y el recipiente donde se acumula el café. Su capacidad se mide en tazas por lo que a la hora de elegir una cafetera italiana presta atención a aquella que cubra tus necesidades aunque las más comunes son aquellas que permiten más de 3 tazas. Para su elaboración es recomendable utilizar café en grano y molerlo en casa con un molinillo. Cuando tengas el café molido deposítalo sobre el filtro de metal y presiónalo con pequeños golpes con la cuchara. Debemos rellenar el depósito sin permitir que el café se rebose. A continuación, retiramos el exceso con un cuchillo.

Llega el momento de pasar al agua. Como buen amante del café, seguro que sabrás que dependiendo de la cantidad de agua el resultado del café será más o menos aguado. La proporción la dejaremos dependiendo del gusto individual de cada uno. Hay cafeteras italianas o cafeteras moka que cuentan con un indicador del nivel adecuado del agua. Acto seguido, situamos la cafetera en el fuego con una potencia un poco superior a la mitad, nunca al máximo. Dejaremos la tapa levantada hasta que el café suba que será cuando la bajaremos al igual que el fuego. Una vez terminado de subir el agua, apagaremos el fuego y dejaremos reposar el café unos 10 minutos. Servir y listo.

Si te sobra café y se enfría será mejor que lo tires ya que si lo recalientas perderá su sabor y arruinarás su esencia.

  • Ventajas: sencilla y fácil de usar
  • Inconvenientes: la limpieza de la cafetera italiana

 

Cafeteras eléctricas manuales

– Cafetera americana o de goteo

La cafetera americana tiene un funcionamiento muy sencillo, al igual que la italiana, aunque funcionan con electricidad. Seguro que te resulta muy familiar ya que aparece en un montón de series y películas americanas. Este tipo de cafeteras permiten un molido medio ya que tiene un filtro con mucha intensidad que permite pasar el agua gota a gota infusionando el café, de ahí su nombre. Para su elaboración primero se coloca el filtro en el compartimento y se le añade el café según las tazas que queramos preparar. Una medida estándar sería de 2 cucharaditas de café por cada 180 ml de agua. Vertemos el agua en el depósito y nunca sobre el café. Encendemos la cafetera y empezarán a caer sobre el café gotas de agua caliente. Lo normal es que tarden alrededor de 10 minutos, no obstante, depende del modelo de la cafetera americana.

  • Ventajas: prepara gran cantidad de café ideal para familias
  • Inconvenientes: café poco intenso y ligeramente aguado

– Cafetera express manual

La cafetera express es un clásico en los bares. Su funcionamiento es similar al de la cafetera italiana aunque son mucho más precisas y rápidas. Tienen una bomba que es capaz de producir hasta 15 bares de presión, según el modelo. Esto permite preparar desde un espresso hasta un espumoso capuchino. Además, suelen incorporar una salida lateral de vapor para calentar la leche y hacerla más cremosa.

Para preparar el café en una cafetera express tendremos que colocarlo molido dentro de la cesta del porta-filtro que trae incorporado para ello. Este porta-filtro, al igual que el cuerpo de la máquina suele ser de acero inoxidable y cuenta con un brazo que sobresale de la cafetera que nos permite girarlo para encajar y apretarlo a la cafetera. Antes de pulsar el botón para que se haga el café, miraremos el depósito de agua para verificar que hay suficiente. Ahora solo queda pulsar el botón y esperar unos segundos. Cuando se haya llenado la taza, colocaremos de nuevo el interruptor a su posición inicial.

Como hemos visto, las cafeteras express manuales o de bomba nos dejan libertad para controlar los parámetros precisos como la proporción del café y el agua, la presión, etc. Sin embargo, si no sabemos bien cómo medir el café o no estamos junto a la cafetera durante su elaboración puede que el resultado no sea el esperado.

  • Ventajas: café más intenso y rápido
  • Inconvenientes: precio

– Cafetera de cápsulas

Las cafeteras de cápsula o monodosis tienen el mismo funcionamiento que las espresso convencionales con la diferencia que no podemos usar café molido. Para este tipo de máquinas tendremos que usar unas cápsulas especiales que varían dependiendo del modelo. Esto significa que no podremos cambiar de marca de café si nos apetece. Su funcionamiento es muy sencillo ya que bastará con colocar la cápsula en la cafetera y apretar un botón.

  • Ventajas: fácil manejo
  • Inconvenientes: variedad de café limitado a las cápsulas de la marca

 

Cafetera superautomática

Son las últimas en innovación del mercado y abren el paso a la 5ª generación de las máquinas de café. Combinan la preparación del café expreso de alta calidad con elaboraciones mucho más complejas como los capuchinos. Estas cafeteras tienen incorporado un recipiente para la lecha y ellas solas pueden preparar la bebida terminada solo apretando un botón. Solo tienes que elegir el café que quieres tomar y listo. Hablamos de la opción perfecta para los sibaritas del café, sobre todo para los que suelen tomar café espresso u otros tipos de café.

La máquina se encarga de todo el proceso de elaboración, desde el molido del grano hasta la preparación de una gran variedad de recetas de café. De esta forma, solo necesitaremos echar el café en grano en el recipiente y ajustar el tipo de café que queramos. Además, las cafeteras superautomáticas suelen tener un panel de control muy intuitivo para que podamos disfrutar del mejor café en casa o en la oficina en cualquier momento como el que tiene la cafetera GIGA X8x de Jura. Asimismo, este modelo permite preparar hasta 32 elaboraciones.

  • Ventajas: la calidad del café y la comodidad
  • Inconvenientes: precio
 

Deja un comentario