Tipos de café en grano: Café Arábica y Café Robusta

El café es todo un mundo. Si partimos de su materia prima, el grano de café, encontraremos en el mundo dos grandes tipos de semillas: arábigas y robustas. No obstante, existen variaciones adaptadas a los cultivos locales con plantaciones propias. Los otros dos grandes grupos conocidos con el excelsa y el libérica. Como buen amante del café, ¿sabrías distinguir entre los diferentes tipos de granos? Si la respuesta es no, no te preocupes, nosotros te lo contamos en este post.

 

Café arábica o arábigo

 

El café arábica o arábigo es uno de los más apreciados en el mundo. Al igual que todos los granos del café, procede del árbol del cafeto, una planta de la familia de las Rubiaceae de las que hay unas 90 especies. Originario de Etiopía es, a día de hoy, el más cultivado en el mundo. Para su producción se necesita una altitud robusta de unos 500-800 metros y se desarrolla en climas subtropicales. Es muy sensible al calor y a la humedad extrema. Necesitan mucha atención para su cultivo pero merece la pena porque los granos son de mucha calidad.

Por otro lado, el café arábica tiene una gran riqueza en aromas y sabores, que son los que definen cada variedad del café.  Su sabor es suave, con notas frescas, frutales y florales y con un toque de acidez equilibrado. Evidentemente, estos matices dependerá de muchos factores como por ejemplo el agua, el grano y cualquier proceso involucrado en la preparación de una taza única.

 

– Variedades café arábica o arábigo

 

Dentro del grano de café arábigo encontramos diferentes grupos:

  • Moka: este grano se caracteriza por tener una baja acidez y un sabor que recuerda un poco al chocolate.
  • Java: después del Moka, hablamos de la variedad arábica más popular. Tiene un sabor fuerte, picante, y a la vez dulzón.
  • Kenya AA: se conoce por tener un sabor mucho más intenso donde se distinguen aromas a frutos del bosque con un toque ácido.
  • Tarrazú: es famoso por tener un buen cuerpo. Del mismo modo, su sabor tiene un toque achocolatado con un tono a madera añeja.
  • Peaberry: para conseguirlo se usan semillas fertilizadas, es decir, los frutos del café. Cuenta con un aroma dulce con notas florales y cítricas.
  • Sierra Nevada de Santa María: su nombre procede del parque natural más extenso y variado de Colombia. Se le conoce por tener un tono ácido y amargo, y a su vez, desprende un sabor caramelizado con tintes de pan tostado.
  • Harrar: todo su proceso de recolectado, secado y tueste se realiza a mano en la región de Harrar en Etiopía. Es considerado un grano de cuerpo medio y alta acidez con un aroma que desprende cierto aire afrutado.
  • Yirgacheffe: su sabor es denso.y dulce. Además, se pueden distinguir aromas con tonos frutales y silvestres.
  • Mandheling y Lintong: tiene un intenso aroma a hiervas del bosque lo que le baja un poco su calidad.
  • Taroja Kalossi: procede de Indonesia, concretamente de la isla de Célebes. Es muy apreciado por su bien cuerpo y por su acidez equilibrada.
  • Blue Montain: para los sibaritas del buen café esta variedad es toda una delicia. Es originario de Jamaica y tiene un aroma intenso y muy agradable con una tenue acidez.

 

Café Robusta

 

Como hemos indicado, otro de los grandes grupos del grano del café es el robusta, también conocido como Coffea canephora. Procede de la República Democrática del Congo y su semilla es mucho más resistente que la arábiga por lo que acepta mayor variedad en los terrenos.

El sabor del café robusta es más bien amargo y se combina con matices de frutos secos y madera. Asimismo, su textura es más áspera y cremosa, lo que lo hace poco atractivo para los gustos más finos e idónea para la elaboración de los cafés espressos.



Diferencias entre el café arábica y el robusta

 

La principal diferencia entre el café arábica y el robusta es que el primero es el más extendido en el mercado por su mejor sabor. Sin embargo, el café robusta es mucho más resistente a las plagas y se puede cultivar en altitudes mucho más bajas. Esto significa que el café robusta es mucho más fácil de cultivar y barato de producir. Ahora vamos a pasar a ver más diferencias entre ambos grupos de granos de café:

 

  1. Procedencia: el café arábica procede de la especie Caffea arabica y el robusta del Caffea Canephora. La primera de ellas requiere un clima subtropical fresco y es muy vulnerable al frío y a los insectos lo que hace que su cultivo sea mucho más costoso.
  2. Forma del grano: el grano arábigo es ovalado y verdoso mientras que el que se obtiene de la planta robusta es más redondo y amarillento.
  3. Cafeína: el café arábica tiene la mitad de cafeína que el café robusta lo que hace que el segundo sea mucho más amargo que el primero.
  4. Matices: el café arábica es dulce, ligeramente ácido y con grandes matices de sabor mientras que el robusta es más amargo y con matices de frutos secos, madera y paja.
  5. Azúcares: el café arábigo tiene un 60% de lípidos, aproximadamente el doble que el robusta.
  6. Producción: el 75% de la producción cafetera en el mundo es arábica, mientras que el 25% restante es de robusta.

 

Otros tipos de café

 

Ya hemos dicho que el café es todo un mundo. De hecho, aunque a nivel comercial los granos de café provienen de las diferentes plantas del Cafeto y se agrupan en café arábica y robusta, se conocen al menos unas 17 diferentes clases de plantas de café. Hablar de todos ellos se nos va un poco del alcance de este artículo así que nos ceñiremos a otras dos grandes variedades de granos de café en el mundo que son: café excelsa y el café libérica.

 

Café Excelsa (Coffea Excelsa)

 

Se origina en la frontera entre Chad, Nigeria, Níger y Camerún, a las orillas del lago Chad, aunque también se cultiva en Indonesia y Filipinas. Es muy resistente a las plagas lo que lo hace su mayor ventaja. La planta del café excelsa puede llegar a medir de 6 a 20 metros de altura por lo que su recolecta es muy complicada. Debido a esta dificultad, se opta por recoger los frutos secos una vez que caen lo que lo convierte en un grano de baja calidad.

 

Café Libérica (Coffea Libérica)

 

Es nativo de los alrededores de Monrovia en Liberia y tiene un sabor muy particular que es apreciado, sobre todo, en los países escandinavos. El árbol crece hasta 10 o 15 metros de altura y soporta la exposición al sol mucho mejor que otros miembros de su género. Al igual que el café excelsa, el este árbol produce granos de baja calidad.

En la Costa de Marfil son conocidas diversas variedades de café liberiano, entre ellas podemos mencionar ivorensis, liberiensis e indeniensis, siendo la última la que más se encuentra en cultivo.

 

Las plantas de café hacen que tengamos tantas opciones de sabores como de aromas e intensidad. Las características de la ubicación incide en el resultado del grano haciéndolo más cítrico, terroso, ácido o con mayor o menor cuerpo. El mundo del café tiene tantas variantes que justamente es el secreto por el cual es tan apasionante.

Deja un comentario